miércoles, 5 de noviembre de 2008

Diseño político

La histórica victoria de Barack Obama que lo coloca como Presidente de Estados Unidos, es también el triunfo de una campaña visual sólida e inteligente. La marca Obama es un hecho trascendente que eleva la manera de concebir la imagen gráfica de un político. El New York Times publica el día de hoy una interesante recopilación de las imágenes promocionales de botones que se utilizaron en esta campaña presidencial.

Lo significativo fue que el equipo de McCain reconoció a Obama como líder al tratar de hacer una campaña comparativa que terminó por apuntalar aún más la imagen de su adversario. Esto me recuerda la controvertida campaña de I'm a PC que responde de manera frontal a la estrategia de Apple.

El peligro de estas comparativas es que en muchas ocasiones el acusante favorece al acusado al posicionarlo como el líder a vencer.
Por desgracia para McCain, su campaña visual no contó con la simbología adecuada para persuadir a un auditorio que de entrada se mostró receloso ante la imagen de un conservador que no se pudo diferenciar de la desastrosa imagen de Bush.


1 comentario:

Aboriginal dijo...

Fabian

I like your site very much and can see how the relationship is made between branding and tribe mentality.

Wilhelm Rolf Kungl