martes, 22 de septiembre de 2009

Retorno

En la Huasteca siento mis raíces de nuevo. Rodeado de desconocidos de toda la vida y de la cultura ancestral que me acompañó desde pequeño. Ahora valoro el tesoro que esconde el Pánuco y sus pueblos intensos, vastos y entrañables.
Aquí adquiero un nuevo espíritu; ¡qué diferente es ver las cosas 20 años después!

1 comentario:

Noel Gonzalez dijo...

Esta foto me ha dejado absolutamente inmerso en el aire nuboso y flotante....de volar.....

me pego a las ventanillas de los aviones como los niños a las vitrinas de golosinas, muchas veces siento que no llego a captar al 100% el espacio delante de mis ojos con mi camara, en esta caso el instante es preciso y la foto plena.

Genial.