lunes, 9 de junio de 2008

Las armas nunca han sido el mejor camino

Actualmente somos testigos de una tendencia global hacia la militarización bajo el argumento de resguardar las libertades civiles. Sin embargo, la apuesta por las armas sólo ha generado más violencia. Colombia sufre de manera peculiar este problema. El narcotráfico y la brutalidad policiaca han provocado que la convivencia social sea un lujo para muchos de sus ciudadanos.
Para los colombianos la mala imagen que proyecta este problema a nivel mundial es abrumadora y preocupante.

Sin embargo existe en Colombia un elemento de diseño que a un año de vida, nos da un ejemplo muy especial; cambiar las armas por la cultura. Podría pensarse que ésta es una propuesta descabellada, al menos algunos cuantos lo verían así, pero en los hechos esta idea ha funcionado de manera sorprendente.

El parque biblioteca España es un proyecto que ha reconstruido el barrio de Santo Domingo, uno de los más peligrosos de Medellín y semillero del Cártel de esa ciudad. La apuesta es brindar a la comunidad un espacio que fomente la cultura, el arte y la convivencia a través de una estructura que logra integrarse no sólo con el paisaje, sino con la comunidad. Diseñado por el colombiano Giancarlo Mazzanti, este centro cultural se ha convertido en una referencia mundial. Su arquitectura se funde con el paisaje urbano al situarse en la cima de una colina, sugiriendo la apariencia de tres enormes rocas negras.

Desde su apertura, el parque biblioteca España ha unido a la comunidad de Santo Domingo permitiéndole a los niños realizar sus tareas, a los jóvenes poder convivir en un ambiente libre de violencia, y a los adultos encontrar un espacio de esparcimiento lleno de actividades.
El éxito radica en atacar una de las principales causantes de la violencia juvenil: la falta de oportunidades para construir una conciencia creativa a través actividades artístico-culturales. Si bien la vida en los barrios deprimidos es difícil y en muchas ocasiones se limita únicamente a la sobrevivencia, es cierto también que la falta de opciones hace que sus habitantes desarrollen niveles inusitados de creatividad. Recordemos a André Breton quien afirmó que los taxis en la Ciudad de México representaban un lugar surrealista por excelencia, llenos de creatividad y de objetos inesperados.

Por ello es importante aprender de este centro cultural, ya que muchas veces se piensa que el problema del tráfico de estupefacientes se soluciona únicamente mediante una guerra frontal y despiadada. Lo importante es regenerar el tejido social que se desgarra con las actividades basadas en la violencia. Un ser pleno es un ser creativo, que descubre y desarrolla su potencial emocional a diario. Es también una persona que está en contacto con las expresiones artísticas que fomentan una reflexión profunda en torno a la condición humana. Mas esta imagen de ser universal no debe ser exclusiva de cierta clase social, de hecho es aquí donde estriba la problemática ya que muchos gobiernos consideran las actividades artísticas-culturales como un fenómeno de elite. Por el contrario, estas expresiones deben ser incluyentes, lo cual generará mejores ciudadanos y provocará una reducción importante en la violencia que azota a nuestras sociedades.

Por ello, el parque biblioteca España es una muestra clara de los alcances que tiene el fomento a la cultura y el arte; el único problema, es que necesitamos millones de centros como el diseñado por el colombiano Mazzanti para que nuestras comunidades logren la transformación social que muchos deseamos.




1 comentario:

Semi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.